Amor propio, Tips Nutricionales

Evitar la culpa post 18

evitar la culpa post 18

El 18 de septiembre y la semana que acaba de pasar en Chile tuvimos nuestras fiestas patrias, que es básicamente una semana de celebración.

El clima está rico porque se viene la primavera, el asado, empanada, choripan, feriado, todo ayuda a que sea una semana de puro disfrute.

Pero muchas veces ese disfrute se transforma en angustia, y no sabemos cómo evitar la culpa post 18 o me equivoco? Nos vemos bombardeadas de cuentas en instagram que lo único que hacen es fomentar la toxicidad, con infografías nefastas que nos hablan de cuántas calorías tiene cada comida y cuánto tenemos que hacer para compensar.

Entonces, ¿qué puedes hacer para evitar la culpa post 18?

1 – Elimina el contenido que no te aporta

Esto lo hemos hablado varias veces, si te produce angustia entonces déjalo ir. Esto aplica para esa amiga que se obsesiona subiendo historias y hace hasta las empanadas integrales o que está todo el día preocupada de que va a subir o la dieta que hará al terminar la semana. Y también se aplica a la influencer que sube puras ensaladas y a ti te hace sentir mal. 

Esto no significa que sean malas personas, solo significa que no te hace bien ver lo que comparten y debes alejarte, la salud mental es activa y también pasiva, eliminar malas influencias crea un gran cambio en nuestro estado mental.

2- No debes compensar con ejercicio

El ejercicio jamás se debe ver como una manera de compensar lo comido.

¿Por qué es esto? Porque al verlo cómo una actividad compensatoria lo asociamos a algo negativo, a algo que no se disfruta pero se tiene que hacer igual, y eso hace que creemos una relación negativa con el ejercicio. Cuando en realidad debería ser todo lo contrario, debería ser una celebración de lo que tu cuerpo puede hacer! Así que chao a hacer horas de cardio, a matarte pensando en qué ejercicio quemará más calorías. Si quieres hacer ejercicio maravilloso, vuelve a tu rutina normal y muévete por gusto, no por culpa.

3- No te metas en una dieta restrictiva

No puedo ser más enfática en esto, es realmente lo peor que puedes hacer! Por qué? Porque la restricción nunca jamás será el camino adecuado para lograr un cambio real y una buena relación con la comida. 

Al estar restringida tu mente busca constantemente esa restricción y tope que le estás poniendo, es decir, se comienza a obsesionar con lo que no puede hacer. Es por eso que las dietas jamás funcionan, porque te llevan a un extremo que es imposible de mantener en el tiempo. Vuelve a tus hábitos saludables de siempre y relájate que un fin de semana no tendrá ni un tipo de incidencia en tu salud, de verdad. 

Y si sientes que necesitas ayuda porque realmente no puedes encontrar ese equilibrio, te cuesta estar en paz, pasas de un extremo a otro, no puedes evitar la culpa post 18, te recomendamos nuestras asesorías nutricionales en donde la Marce, nuestra nutri, te creará un plan personalizado de acuerdo a tu objetivo y la Winnie, nuestra coach, te guiará a encontrar una buena relación con la comida y a cambiar esos hábitos.

4- Deja de pensar en el tema

Si sé, mucho más fácil decirlo que hacerlo. Lo tengo clarísimo! Pero realmente el pensar constantemente en comida no nos aporta nada positivo, solo nos obsesiona y atrae pensamientos desordenados.

Cómo hacemos esto? Restándonos de conversaciones que no nos aportan, evitando que sea el tema central de nuestros encuentros sociales, evitando hablarlo todo el día con tu mamá o tus amigas. De verdad, no es tan importante el subir o no subir un par de kilos, no es el tema central de esta celebración y después de los años que hemos tenido de pandemia creo que nos merecemos una celebración libre de culpa y angustias. O me equivoco?

Tu vida no tiene que basarse en tus decisiones con la comida, no tiene que basarse en como te ves. Evita la culpa post 18 sigueindo estos consejos.

Si estás cansada de esto, estoy contigo! Te dejo nuestras asesorías nutricionales y la consulta psicológica para poder eliminar esa obsesión de tu vida.

Siempre recuerda que la vida es más que llegar a un peso ideal, la comida nos nutre y nos da energía. En vez de verla siempre como algo malo, que te hace engordar, cambia el switch y entiende cómo se nos ha impuesto una idea que no es real.

Besos,

W

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados