Amor propio

Estoy embarazada!

Cómo supe que estaba embarazada, mi historia.

 

embarazada

 

Estoy embarazada, que impresionante! Con Aníbal estamos demasiado felices de este embarazo y agradecidos de estar en esta situación, experimentando miles de emociones y reacciones. Realmente es una montaña rusa desde el día uno! Tengo planeado irles contando paso a paso cómo va avanzando este proceso de la manera más real posible, compartirlo con ustedes para poder ayudarlas y después acordarme de cada detalle. Muchísimas gracias por leerme y ser parte de esta alegría maravillosa. Siento que mi baby ya tiene muchas tías cibernéticas que lo llenan de energías positivas!!

Quiero hacerles un pequeño recordatorio, cada embarazo es diferente y único – está es mi historia y me pone demasiado feliz poder contarla. Gracias por ser parte de esta celebración de amor!!

PD. Parte de este post son notas que escribí en mi celular desde antes de saber que estaba embarazada, hasta ahora. La realidad muchas veces es distinto a lo que experimentamos en redes sociales y durante las primeras semanas mi salud mental sufrió bastante.

 

Un poco de la historia antes de quedarme embarazada…

Para contextualizar un poco, yo tomé pastillas anticonceptivas durante 8 años. Comencé con Zoely y después me cambié a Acotol por temas de acné. Cuando recién nos casamos con Aníbal yo tenía 24 años y cero intenciones de ser madre en el corto plazo, es algo que conversamos muchas veces, los dos queríamos tener hijos pero no inmediatamente. Yo pasé varios años sin que la maternidad me llamara la atención, para ser sincera todo lo contrario! Viví en Estados Unidos 3 años rodeada de amigas que eran madres con mil preocupaciones y siempre lo vi como algo demasiado difícil de hacer, demasiado demandante y para lo que no estaba preparada. Entonces esperamos, pasamos 5 años casados increíblemente felices hasta que yo me sentí tranquila de dar el paso.

En septiembre del 2020 junto con la pandemia se quemó la casa de mis papás, fue un incendio terrible del que por suerte salieron mis hermanos y mi papá vivos. Ver la casa de toda tu vida quemándose frente a tus ojos es de las cosas más pencas, frustrantes y tristes que me han tocado en esta vida, me acuerdo y me mareo, se me llenan los ojos de lágrimas y se me aprieta el pecho. Después del incendio tuve una crisis angustiosa super grande que derivó en un psiquiatra, que me ayudó con la angustia y además me diagnosticó con un déficit atención muy potente.

Y para ser sincera ese diagnóstico cambió todo…

Por fin pude entender cuál era el problema! Yo no era rara, no era pava, era mi cerebro que no estaba funcionando de manera adecuada y llevaba años así! Comencé a tomar medicamentos y todo cambió rotundamente, ese caos mental constante se transformó en paz y logré sentirme plena.

Por qué les cuento esto?

Porque sin ese diagnóstico jamás me habría sentido preparada para ser madre, antes siempre pensaba “cómo voy a meterle otro factor estresante a mi vida? Me va a matar!”

Y ese pensamiento se transformó en: ahora me siento más lista, aterrada, pero estable y capaz (creo que uno nunca se siente 100% lista pero sí creo que la estabilidad mental y de pareja es un súper buen indicador).

Me pone feliz pensar que pasamos 5 años demasiado maravillosos como pareja, conociéndonos, trabajando en nuestra relación para lograr estabilidad y sentirnos seguros de la decisión que estamos tomando. No se imaginan la cantidad de veces que me preguntaron si podía tener hijos, la gente no se explicaba como llevábamos tanto tiempo juntos, ya grandecitos y no teníamos hijos! Ese afán de meterse en la vida ajena que jamás voy a entender.

 

Hora al doctor

Decidimos que estábamos listos para tomar este paso a fines de febrero.  Yo pedí una hora al ginecólogo para preguntar qué tenía que hacer, para informarme y poder hacer las cosas bien! Personalmente creo que mientras más informada sea la decisión más fácil se hace el proceso. Llegue al doctor y básicamente le dije “me quiero quedar embarazada”. Me dijo que lo primero que tenía que hacer era dejar las pastillas anticonceptivas, me mandó a tomar ácido fólico y fue super claro en que el proceso no es inmediato, me encantó la experiencia ya que fue súper positivo pero claro. Nada peor que tener las expectativas demasiado altas, o demasiado bajas…

Me terminé la caja de pastillas en febrero (los últimos días) y el 24 de marzo me hice un test de embarazo que salió positivo. Así de rápido.

No alcancé a atrasarme, me sentía rara y distinta. Yo soy MUY conectada con mi cuerpo, pero MUY! Y sentía que algo estaba raro, sentía cosas raras que no eran normales en mí.

Los síntomas eran:

 

  • Cansancio extremo, sentía que me iba a quedar dormida en cualquier lado.
  • Se me ponían las patas congeladas.
  • Cara acalorada.
  • Cada vez que me paraba me mareaba.
  • Me molestaban olores que antes no me producían nada.
  • Tuve un fin de semana en que me tomé varias copas y al día siguiente andaba con una caña muuuuuuy agresiva, cosa que no era normal ya que no había tomado en exceso.

Cuando uno se encuentra en esta situación se siente un poco loca, encontrando síntomas por todos lados y yo no podía evitar pensar “será mi cabeza?”

Me daba nervio comentarle a alguien ya que ni si quiera estaba atrasada, como iba a estar embarazada si todavía podía llegarme la regla, sentía que cualquier comentario iba a ser que estaba pasándome los rollos de la vida, así que me quede callada. Hasta que no aguanté más y le comenté a Aníbal. Que de verdad es de las personas mas calmadas y pacientes que conozco y por su puesto su respuesta fue “solo tenemos que esperar”

Obvio, como si fuera tan fácil esperar… la que ha vivido esa espera sabe que te vuelve un poco loca!

Así que esperé, hasta que no di más y me compré un test de embarazo, leyendo las instrucciones aparecía que lo ideal era  hacérselo en la mañana porque el pipí está mas concentrado y puede detectar mejor la hormona. Así que con el dolor de mi alma esperé al día siguiente y me hice el test, me salió con una línea media confusa (obviamente, todavía no estaba atrasada!). Pero partí al tiro a comprar otro test, de esos más pro que te dicen “embarazada” o “no embarazada”

Y este fue el resultado:

 

embarazada

 

 

24/03/2021

Salió positivo y me puse a tiritar, demasiado nerviosa, en shock! Cómo podía ser que ya estaba embarazada? No se suponía que me iba a costar un poco? Todo el mundo me había dicho que lo normal era tratar por 4-6 meses. Cómo podía ser? Yo mamá? Yo embarazada?

Fue una sensación rara de pánico y felicidad que me duró varias horas, estaba desesperada por contarle a Aníbal pero no quería llamarlo por teléfono, así que decidí esperar hasta la tarde que nos íbamos a juntar después de la oficina para irnos a un evento juntos.

Compré un chupete y envolví el test en una cinta, lo estaba esperando con una bolsa y le dije que le tenía un regalo de cumpleaños adelantado (su cumpleaños era 4 días después).

Abrió la bolsa sin entender mucho, ahora lo pienso y debería haber grabado ese momento! Pero cuando entendió el mensaje estaba feliz y emocionado, estable como siempre. Mi roca que siempre me aterriza.

Después de eso me hice como 6 tests mas solo para estar segura y  les contamos al tiro a nuestros papás, hermanos y amigos cercanos. Era demasiado grande la alegría como para no compartirla y yo estaba clara en que si mi embarazo terminaba por alguna razón quería estar rodeada de la gente que más me quiere en el mundo, quería sentir apoyo en vez de soledad.

 

15/04/2021

 

embarazada

 

Tuvimos nuestra primera eco, es de las cosas más raras y emocionantes que me ha tocado vivir. Fue una ecografía intra vaginal porque todavía era muy chico y no se alcanzaba a ver en una ecografía normal. El doctor nos explicó todo, que estábamos viendo (partiendo por el saco gestacional que es ese círculo grande negro) y le pudimos escuchar el corazón!!! Para las que están embarazadas por primera vez, tranquilas. La eco intra vaginal no duele absolutamente nada, es una sensación rara pero jamás de dolor. Quédate tranquila y si no te sientes cómoda coméntalo con tu doctor.

 

Hola baby WG!!!

Es muy impresionante tener vida adentro tuyo, es muy increíble lo mágico que es el cuerpo de la mujer, lo poderosas que somos de poder cuidar y hacer crecer vida dentro nuestro. De verdad que me sobrecoge de solo pensarlo. Las semanas que siguieron después de la primera eco fueron muy difíciles en términos físicos, porque me sentí muy mal, y en términos mentales, porque estuve muy inestable. Tuve que dejar de tomar mi medicamento para el déficit atencional y eso tuvo un impacto muy grande en mi salud mental. Estoy escribiendo un post con todos los detalles de esas semanas de embarazo, tips, cómo me sentí yo y la verdad de la inestabilidad mental perinatal.

Si sientes que necesitas ayuda mental, te recomiendo a nuestra psicóloga Jose Browne que hace consultas online y cumple con el sello WG.

Gracias por leerme y ser parte de este viaje, espero poder ser un referente o simplemente hacerte entender que no estás sola, que tus pensamientos no son raros y que no eres la única que experimenta este tipo de cosas. Si quieres ver cómo lo anuncié en instagram haz click aquí.

Besos, 

W

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados