Tips Nutricionales

Culpable por comer en exceso? Qué hacer después.

Me siento culpable por comer en exceso: Después de un fin de semana de excesos o de un atracón te aseguro que estarás tentada de contrapesar la balanza y literal comer lo menos posible en la semana siguiente, tratar de “portarte bien”.

Y les tengo noticias, esta manera de actuar a la larga solo te llevará a comer MÁS y MÁS, de echo, tratar de “portarse bien” después de vivir una situación así es realmente de los errores más grandes que puedes cometer.

Por qué?

Porque te mete en el ciclo maldito (así le puse), ese ciclo que no te deja salir y que se transforma en un casi ritual de tus findes de semana. Pareciera que vivimos pensando en la comida, que es el tema principal de nuestras vidas. Sin darnos cuenta dejamos de lado personas y momentos importantes, por obsesionarnos con la comida.

¿Valdrá la pena? ¿Cuánta vida nos está costando la comida?

Comes mucho el fin de semana – llega la culpa máxima – decides portarte bien en la semana debido al exceso – pasas la semana muerta de hambre hasta que no puedes más y te descontrolas – comes mucho el fin de semana – llega la culpa máxima…. Y así hasta cuándo?

 

Cómo parar esa sensación de culpabilidad o enojo después de comer en exceso?

Como yo lo veo existen dos opciones reales, dos caminos para tomar:

 

  1. Elegir enojarte contigo misma y prometerte a ser mejor al día siguiente, camino que no te va a llevar a ni un lado, solo va a dejarte metida en este ciclo maldito que les decía más arriba.
  2. Entender que a veces comer en exceso está bien. En serio, está bien. No es algo malo, no es algo que hay que esconder, no es algo fuera de lo común, no es algo vergonzoso.

 

 

Cada vez que te sientes culpable por comer en exceso es una GRAN oportunidad para aprender de ti misma, entender como funciona tu cuerpo y como tu quieres que funcione en el futuro. Tu cuerpo te está pidiendo a gritos que lo escuches, date el tiempo de hacerlo. Tal vez no sea fácil, pero valdrá la pena.

Cada exceso de comida es una oportunidad para pensar:

Qué fue lo que gatillo esta manera de actuar?

Preguntarte a ti misma, “por qué pasó esto?” Es MUCHO más útil que repetirte en tu cabeza “de nuevo te caiste, eres una mierda, mañana no como nada”.

O no?

 

  • Estoy chata? Cansada? De mal humor?

 

  • Me siento siempre restringida con la comida? Siempre a dieta? Siempre tratando de cambiar mi cuerpo?

 

  • Estaba en mi casa sola viendo tv y aburrida?

 

  • Me había peleado con mi pareja y necesitaba una vía de escape?

 

Encuentra ese gatillo, entiende el por qué de la situación. Qué te llevó a esto?

Y créeme que tu cuerpo no está enojado contigo después de que comiste más de la cuenta, tu cuerpo se hincha, está con malestar estomacal, cansado, porque te está pidiendo un respiro, no está enojado, está tratando de comunicarse y pedirte que te lo tomes más tranquilo.

A mi me pasó por muchos años y siento que mi experiencia es lo que ha ayudado a muchas de mis clientas a romper ese ciclo.

Antes yo me castigaba y veía esa hinchazón como un símbolo de lo que había echo era PÉSIMO y que tenía que volver a mi extremo de no comer nada por el máximo de días posibles, mucha culpa y angustia.

Igual cuando digo no comer nada me refiero a mayoritariamente verduras + agua y proteína, no podría literal no comer nada porque soy muy buena para comer jajaj pero para dejarlo claro.

Y lo que me ayudó a romper ese ciclo que estaba metida en una restricción enorme, que mi vida era una gran restricción y que gracias a eso estaba metida en este ciclo maldito que parecía no tener fin. Al eliminar esa restricción de nuestras vidas pasa que el chocolate, pan (o la comida que sea tu favorita) ya deja de ser algo prohibido. Y al dejar de ser algo prohibido INMEDIATAMENTE tu mente lo necesita mucho menos. Es algo realmente inmediato, casi mágico.

 

culpable por comer en exceso

 

No se imaginan la cantidad de veces que mis clientas se espantan porque en el plan que les creamos pueden comer carbohidratos, “pero Winnie voy a engordar” es el clásico mensaje que me llega. 

Y a fin de mes la cosa ha cambiado ENORMEMENTE, ya no hay restricción entonces no sienten la necesidad de comer sin control el fin de semana, si total pueden hacerlo está en su pauta. Esto lleva a que consuman menos calorías y que de a poco vayan cumpliendo ese objetivo de quemar grasa. Chan chan!! Todo eliminando la restricción y preocupándonos también de la mente, no solo del estado nutricional de tu cuerpo. Viéndolo con un enfoque integral.

Es mágico.

Y bueno acá entramos en aguas más complicadas mentalmente, pero síganme para que puedan entender

Comer en exceso y sentirte culpable por comer en exceso es parte importante para aprender a dejar de comer en exceso, en otras palabras:

No puedes dejar de comer en exceso sin haberlo experimentado.

Suena demasiado raro y siento que varias están pensando ahora “yaaaa…”

Bueno, les cuento cómo funciona la cosa.

Si estás tratando de parar ese exceso y atracón, NO va a pasar de un día para otro (como todo en la vida), no funciona así.

Lo que realmente funciona para romper un ciclo que está arraigado en ti por años y años es que tienes que darle TIEMPO, tienes que tener paciencia y con el enfoque adecuado (de eliminar la restricción) te irás dando cuenta que cada vez que pasa es menos intenso que el anterior.

Con el enfoque adecuado y con tiempo y paciencia vas a pasar de comer en exceso todos los días, a unos días a la semana, a un día del fin de semana y se va a transformar en algo que pasa esporádicamente de vez en cuando…

 

Hasta que te vas a dar cuenta que ya no lo haces más.

Si llevas mucho tiempo tratando de eliminar este comportamiento de sentirte culpable por comer en exceso y no notas cambios, es porque estás usando el camino equivocado y quizás es hora de que busques ayuda profesional. Les he dicho muchas veces, no le tengan vergüenza a buscar terapia, los problemas de la mente se tratan con psicólogo.

Si te quiebras una pata me imagino que iras al doctor a que te pongan un yeso, bueno esto es lo mismo! Si estás con un tema en la mente entonces anda al doctor de la mente para que te lo solucione, no tienes que vivir así para siempre.

 

Qué hacer después de comer en exceso o un atracón?

La pregunta del millón!

Es demasiado tentador el tratar de compensar y subirse a la bici para tratar de “quemar” todo eso que comiste, créeme he estado ahí, estuve ahí por años y sé de lo que estoy hablando! Tener esa actitud “todo-nada” que solo te mantiene en el círculo del exceso.

Así que para la próxima quiero que te repitas a ti misma en voz alta (enciérrate en el baño y háblate al espejo)

 

“Una caída no va a hacerme retroceder todo mi progreso”

Repítelo una y otra vez, en tu mente, en voz alta, mirándote al espejo, manejando, en la micro, en el metro, donde sea.

Tu cuerpo naturalmente quiere mantener su peso, tu cuerpo lucha por eso porque le fascina el equilibrio y se siente cómodo de esa manera.

Así que comer de más de vez en cuando no va a cambiar NADA en términos físicos. Incluso, mientras antes vuelvas a tu rutina de comer equilibrado, hacer ejercicio (el que te guste a ti!) tomar agüita y relajarte, antes tu cuerpo va a volver a su estado normal, se va a deshinchar y estará feliz.

Esto significa que es hora de ELIMINAR esa maldita culpa, entender que la restricción solo nos lleva a más y más restricción que se apoya en la angustia y seguir con tu vida, sabiendo que una noche de tragos y hamburguesa no va a cambiar nada.

Y si cambia algo, te habrá creado un recuerdo hermoso que créeme quieres tener.

 

Y aquí entramos en la parte que a mí más me gusta. Entender qué te provoca la comida. 

Para mí la comida es un medio importante para mantener mi cuerpo saludable, me preocupo de elegir alimentos que cumplan con ese estándar. Pero también es una manera de disfrutar, de pasar penas, de sentir, de compartir, de crear recuerdos. Vivimos en una cultura que se centra en la comida como modo de pasarlo bien, no trates de cambiar eso, aprende a controlarlo.

Suena contraproducente porque de ser así, entonces comemos en exceso todos los días?

NO, obvio que no. Porque aquí entra en juego el equilibrio. Elige tus batallas como siempre en la vida, hay veces que ni tienes ganas de comerte la hamburguesa, no te la comas. Hay veces en que la necesitas, entonces cómetela.

Pero ese equilibrio solo lo vas a poder lograr si eliminas la restricción de tu vida, créeme mi hermosa que estás acá leyendo, solo lo vas a lograr eliminando esa restricción.

 

CREA UN RECORDATORIO

 

culpable por comer en exceso
Vive el proceso

Hemos hablado del poder del post it pero creo que es hora de recordarlo, hazte un post it que diga “estás bien, estás viviendo el proceso” y pégalo en un lugar que veas día a día.

Porque de verdad, debes vivir el proceso para eliminar esos malos hábitos, nada llega de un día para otro.

Es un proceso. Sería irreal decirte que es un proceso fácil y rápido, los atracones de comida se demoran en instalarse como una conducta típica nuestra/ de nuestro repertorio. Por lo que el dejarlos, también nos exigirá tiempo y sobre todo auto cuidado.

Repetir este mantra, mirar este post it, seguir adelante será ese agente de cambio.

 

Entonces, qué hacer después del exceso?

 

  • Resiste la tentación de compensar.
  • Vuelve a tu normalidad sin pensarlo tanto.
  • Elimina la culpa, recuérdate que está bien vivir el proceso, es de a poco. No puedes pretender dejar de sentirte culpable por comer en exceso de un día para el otro.
  • Espera a tener hambre para comer, no comas porque si! Jamás comer sin hambre.
  • No trates de vivir de ensalada y horas de cardio, solo alimenta el exceso.
  • Vive tu vida feliz, ponle una sonrisa a tu día a día y sigue adelante!

Y SIEMPRE recuerda, si sientes que necesitas ayuda profesional anda y búscala, muchas veces no podemos solas y eso está BIEN. Nada más maravilloso que sentir que te están ayudando, que no estás sola. De las mejores experiencias de mi vida fueron con mi psicóloga, no le tengas miedo.

Este artículo fue creado en conjunto con Josefina Browne, psicóloga clínica especializada en adultos. Para atenderte con ella has click aquí.

Espero te ayude a eliminar ese pensamiento, esa sensación de sentirte culpable por comer en exceso y puedas vivir una vida más libre y feliz! Si quieres avanzar en esta mentalidad y tener tips diarios te dejo mi instagram para que seas parte de la hermosa comunidad WG.

Acá hay algunos artículos que te pueden interesar:

 

Besos

W

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados